La espiritualidad ignaciana, acentúa la necesidad de estar en contacto con el ser interior y la manera de vivir una persona la experiencia de Dios. <em>El sello de la labor educativa de los colegios de la compañía de Jesús ha de ser el servicio de la fe en la promoción de la justicia,  </em>por lo que el objetivo del Área de espiritualidad y pastoral contribuye a la formación cristiana integral de la comunidad educativa para recibir la espiritualidad ignaciana y que se asuma el proceso del servicio por amor desde la fe, brindándole la oportunidad de descubrir a Dios activo en sus vidas, en las de los demás y en todo lo creado.