¿Qué hace diferente el Colegio Ibero Tijuana? La filosofía ignaciana, que es de donde se desprende nuestra propuesta educativa,  filosofía humanista que tiene a la persona como centro, el acompañamiento personal y una gestión de calidad desde el proceder ignaciano.

 

La espiritualidad ignaciana y la filosofía educativa contribuyen a construir una ética de respeto a la dignidad humana que se antepone frente a cualquier interés, proyecto social y la propia práctica personal y colectiva.  La ética cristiana se fundamenta en el amor, en la “práctica de la caridad” como el centro fundamental de cualquier normatividad.

 

Toda disciplina con dignidad contribuye positivamente en la formación del carácter, de cada uno de los alumnos que son parte de nuestro colegio; la familia es el lugar primigenio en donde se forjan las actitudes, las conductas y las habilidades que guían el crecimiento interno y externo de nuestros alumnos, como colegio solo contribuimos a fortalecer el trabajo que la familia ha emprendido en cada uno de sus hijos. Exhortamos a los papás a que no dejen en nuestras manos la responsabilidad que les corresponde.

 

En síntesis, hacer de la Ibero un colegio distinto implica la vivencia de la espiritualidad ignaciana como una experiencia de vida que genera la sensibilidad para construir una identidad personal y colectiva, abiertos y flexibles frente a la realidad de las alumnas y alumnos, involucrados en los grandes procesos de la humanidad y comprometidos con la realidad de nuestro contexto, éste es el sentido de formar “hombres y mujeres para y con los demás”.

 

Hacer la diferencia o ser diferentes a otros nos abre a la posibilidad de vivir creativa y corresponsablemente la búsqueda de la verdad que nos hace libres.

“Formar a los mejores para el mundo”
Misión

Somos un colegio jesuita comprometido en formar personas útiles con espíritu de justicia y servicio, mediante el desarrollo integral y el liderazgo ignaciano de nuestros alumnos, para construir junto con otros un mundo más humano e incluyente.

Visión

Ser una comunidad educativa con identidad ignaciana que busca trascender en el servicio y excelencia académica. Donde se fomente una experiencia de vida, a través del acompañamiento y el compromiso social de nuestro quehacer educativo.